Skip to main content

La desagregación de las noticias locales: dónde halla valor aún la audiencia

La desagregación de las noticias locales: dónde halla valor aún la audiencia

Los medios locales y regionales se hallan bajo una inmensa presión económica, ya que la atención de las audiencias y los presupuestos de publicidad fluyen cada vez más hacia las grandes plataformas y otros competidores. Los periódicos locales, en particular, han sido duramente golpeados por la disrupción tanto en el comportamiento de los consumidores como en los modelos de negocio, y la pandemia no hizo más que incrementar la presión. En todo el mundo hemos asistido a una oleada de recortes y despidos, mientras que han cerrado cabeceras de larga trayectoria. Esto es preocupante porque los medios locales y regionales pueden desempeñar un papel fundamental a la hora de informar a los ciudadanos y apuntalar los procesos democráticos.

En este capítulo nos centramos en identificar qué temas locales tienen hoy más importancia para el público y dónde consideran las audiencias que acceden a la mejor información sobre cada uno de esos asuntos. Esto ayudará a detectar dónde los medios locales aún aportan valor y potencialmente dónde se les echaría más de menos. En segundo término, identificamos áreas donde la gente siente que otras fuentes proporcionan información y noticias locales valiosas. Por ejemplo, los motores de búsqueda, las redes sociales, variados sitios comerciales y gubernamentales e incluso figuras políticas. Por último, exploramos ciertas diferencias entre los países en cuanto al valor percibido de los medios locales para extraer lecciones sobre los motivos por los cuales algunos ecosistemas informativos locales y regionales funcionan mejor que otros.

Resulta muy complicado preguntar sobre el consumo de noticias locales y regionales en mercados que difieren mucho en cuanto a sus estructuras geográficas, políticas y mediáticas. Para brindar a los encuestados de todas partes la posibilidad de abordar nuestras preguntas, optamos por un concepto más amplio de noticias locales y regionales: abarcan “las noticias de una ciudad o pueblo, municipio o región donde la gente vive actualmente”. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos mercados varían considerablemente en cuanto a la oferta de noticias a nivel local y regional; por lo tanto, las comparaciones no siempre son directas.1

¿Qué quiere saber la gente?

Una función relevante del periodismo local y regional es hacer que los políticos del lugar rindan cuentas. Pero puede ofrecer mucho más: historias que ayuden a construir comunidad, dar difusión a deportistas locales, bodas o aniversarios y publicar información de servicios como el pronóstico del tiempo, actualizaciones de tráfico o los horarios de atención en los comercios. Y por supuesto el año pasado a la lista se sumó la cobertura de las consecuencias locales que provoca la pandemia de coronavirus.

Pero, ¿qué información le interesa a la gente de la región donde vive? Para averiguarlo, presentamos a nuestros encuestados una lista de 15 temas locales y consultamos cuáles consumieron en la semana previa. En los 38 mercados donde hicimos esta pregunta, dos asuntos sobresalieron como los más relevantes. Alrededor de la mitad mencionó la información local sobre coronavirus u otras noticias sobre la salud (53%) y casi la misma cantidad respondió el pronóstico del tiempo (50%). En el resto de los temas se registraron bajos porcentajes. Sólo un tercio escogió las noticias sobre política local (32%), que terminaron en tercera posición del ranking general. Y a menudo menos de un cuarto de los encuestados escogió las demás opciones. En el Digital News Report 2020 detectamos que muchas personas dicen que las noticias locales son importantes. Sin embargo, cuando se les pregunta a qué tipos de información acceden, las cifras resultan mucho más bajas: es notable la diferencia entre el interés abstracto y el consumo real.

En algunos países, las cosas lucen ligeramente mejor para el periodismo local. Entre los mercados donde encontramos índices de acceso relativamente elevados en todos los temas, se hallan algunos países nórdicos y otros de Europa del Este como Rumania y Croacia. Muchos de los iberoamericanos se sitúan en un punto intermedio, al igual que Estados Unidos. Los lugares con tendencia a consumir menos noticias locales incluyen el Reino Unido y Japón, pero también Dinamarca, donde entre el 21% y el 24% nos dijeron que no habían accedido a ninguno de los temas de la lista.

El rol del apego a la comunidad

El apego a la comunidad local es un factor asociado con un mayor uso de las noticias locales, tal como han documentado investigaciones previas (por ejemplo, McLeod y otros, 1996). Por supuesto, las diferencias en el consumo de noticias locales y regionales entre los países puede tener muchas otras causas, desde la geografía hasta el grado de centralismo político, pasando por cuestiones culturales como la importancia de la familia y las raíces locales. Pero a nivel de mercados individuales, los estudios han demostrado hace mucho tiempo que quienes más se involucran en la comunidad consumen más noticias locales. Nuestros datos permiten analizar esto entre los distintos mercados, comparando la tasa media de acceso a nuestros 15 temas locales con los niveles agregados de apego local.

El siguiente gráfico muestra una clara conexión en Austria (76%), India (77%) y Rumania (80%), cuya gente en promedio se siente más unida a su región y también figura entre la que más accedió a la mayoría de los temas locales. Y allí donde el apego es menor, como en los casos de Japón (37%) o Perú (32%), en promedio se consumen menos temas locales.

Por supuesto, como siempre sucede con las correlaciones, es difícil decir si una variable causa la otra y hasta ahora las investigaciones no han logrado aportar pruebas de una relación causal entre ambas (Hoffman y Eveland, 2010). Por lo tanto, debemos considerar que si bien un ecosistema de noticias locales que funciona correctamente puede crear apego a la comunidad, el apego a la comunidad también puede generar demanda de noticias locales. Y seguramente allí donde el apego a la comunidad está ausente, los medios locales y regionales siempre tendrán un panorama más complicado.

Noticias locales en todas partes y en ningún lado

El apego a las noticias locales es sólo una parte de la historia. En la última década, los medios locales y regionales tradicionales han afrontado cada vez más competencia por parte de las grandes plataformas, las aplicaciones y los sitios especializados que se enfocan en proveer un servicio específico, por ejemplo el pronóstico del tiempo o la búsqueda laboral. Más recientemente, las redes sociales han permitido la conformación de comunidades en torno a distintos temas y áreas. Autoridades, comercios y políticos locales también suelen proporcionar noticias utilizando sus propias páginas y cuentas en redes sociales.

En el próximo gráfico podemos utilizar nuestros datos para conocer qué fuentes la gente considera mejores para cada tema. Los medios tradicionales (incluyendo periódicos, canales de televisión y radios locales) tienen mayor valoración para las noticias más duras como la política, los sucesos, la economía, el coronavirus o el deporte local: entre 50% y 60% de la muestra piensa que ofrecen la mejor información en esos temas. La gente también valora a los periódicos como lugar donde publicar anuncios formales, como nacimientos y fallecimientos. Pero para otros asuntos tiende a preferir fuentes alternativas.

Las redes sociales y las búsquedas se llevan la mayor porción en cuanto a la información sobre tiendas y restaurantes (49%), servicios locales (47%) o actividades para hacer en la zona (46%). Obviamente, algunas veces las búsquedas y las redes sociales pueden funcionar como un camino hacia los contenidos de noticias locales, aunque en muchos casos la información buscada ya está en las plataformas, lo cual las convierte en un destino por derecho propio. Para vivienda, empleo o el tiempo, una quinta parte de los usuarios recurre a sitios o aplicaciones especializadas. Este tipo de información solía integrar el antiguo paquete de los periódicos impresos locales, pero resulta claro que ese paquete ya se ha desagregado.

Si bien los medios locales y regionales se consideran la mejor fuente para las noticias sobre coronavirus, cerca de la mitad de los encuestados prefiere las redes sociales, las búsquedas y otros sitios y aplicaciones que a menudo se nutren de estadísticas oficiales y presentan los datos de forma fácil a simple vista.

Diferencias en los mercados locales

En algunos países, el periódico local continúa dominando en una variedad de asuntos. Esto es especialmente visible en Noruega y existe un panorama similar en Suecia y en Finlandia. (Hay editores locales como Schibsted que poseen algunas de las plataformas de búsquedas laborales o inmobiliarias). Incluso en estos casos, la desagregación está en marcha: los consumidores a menudo prefieren encontrar “actividades de ocio” o el estado del tiempo en páginas alternativas o en redes sociales.

En Alemania, las fuentes locales tradicionales se consideran mejores para una serie de temas, pero nuestros datos muestran que los encuestados creen que los periódicos locales de algún modo son menos importantes en un país donde los servicios públicos de radiodifusión ofrecen una variedad de radios y canales de televisión regionales y donde, en general, la gente es más reacia a recurrir a las redes sociales y a los motores de búsqueda.

En Estados Unidos observamos un patrón ligeramente diferente, en parte debido a la fortaleza de la televisión local, considerada la mejor fuente tanto para la política como para la información sobre coronavirus. La potente competencia de estos medios televisivos gratuitos puede ser una de las razones por las cuales los periódicos locales estadounidenses han sufrido tanto para monetizar sus negocios. Habiendo sitios de internet muy desarrollados, sólo una quinta parte (21%) sigue pensando que los periódicos son el lugar indicado para proporcionar información sobre actividades para hacer. En el Reino Unido y en Chile, más de la mitad piensa que las fuentes alternativas son mejores que los medios locales tradicionales para todos los temas. El Reino Unido también está entre los países donde una proporción significativa prefiere obtener sus noticias sobre política local directamente de los políticos (12%).

Conclusión

En el pasado, los medios locales tradicionales se han utilizado para un amplio abanico de información y noticias locales. Hoy, como ha demostrado nuestro análisis, son vistos como la mejor fuente sólo para una minoría de temas: para los demás, la gente prefiere las plataformas y los sitios especializados. Esta “gran desagregación” ha socavado aún más los modelos de negocio tradicionales y enfatiza la importancia de que los medios locales ofrezcan una propuesta de valor mucho más clara si desean destacarse entre las numerosas fuentes de información alternativas disponibles.

Los medios locales se mantienen en cabeza cuando se trata de información sobre política local, aunque también vemos que sólo un tercio dice que ha accedido a ese tipo de información en la semana anterior. Los medios locales poseen claras fortalezas, aunque la demanda efectiva puede ser limitada en un ambiente muy competitivo. El apego a la comunidad local se asocia con un mayor compromiso con las noticias locales, pero incluso en países con niveles de apego relativamente altos, la gente confía en las fuentes locales tradicionales sólo para un conjunto temático muy acotado, que resultará difícil de monetizar por sí solo.

Los editores locales con muchos años en el mercado avanzan frente a estos desafíos; periódicos locales en todo el mundo trabajan para desarrollar nuevos productos y procurar que el periodismo con valor añadido se distinga en la abundante información disponible, desde el flamante deportivo Minuit Sport de Ouest-France hasta la serie Mutmacher (ánimo) del Westfalenpost, que presenta historias de lugareños superando momentos difíciles. Los jugadores digitales también están activos en las noticias locales, desde agregadores como News Break hasta redes de nicho como Chalkbeat (educación) o The Athletic (deportes). También hemos visto surgir boletines locales, como los de Whereby.us o los que Axios lanzó en Minneapolis, Denver, Tampa y Des Moines o el que adquirió en Carolina del Norte, donde pagó casi cinco millones de dólares por Charlotte Agenda.

Sin embargo, es incierto qué podrán hacer estas iniciativas u otras similares para resolver los profundos problemas que plantea la desagregación de la información local que hemos iluminado con nuestros datos. Dada la competencia de las plataformas y otras alternativas digitales, las porciones de atención que se llevan los medios locales (y por lo tanto sus ingresos por publicidad y por lectores) serán muy diferentes con respecto a un pasado en el que sobre todo los periódicos dominaban los mercados locales.

Con la libertad de prensa amenazada... en el Instituto Reuters intentamos hacer todo lo que podemos para ayudar a los periodistas en activo. Nuestro nuevo fondo aspira a traer a Oxford a periodistas que trabajan circunstancias difíciles con el objetivo de que nuestro programa de becas les ayude a construir los conocimientos y las redes que necesitan. Por favor, dona cualquier suma desde 25 libras aquí

Notas al pie

1 Por esta razón, no preguntamos sobre periodismo local en algunas ciudades-estado más pequeñas como Hong Kong o Singapur. Y por motivos operativos, tampoco hicimos la consulta este año en Kenia, Sudáfrica, Nigeria, Malasia, Indonesia y Tailandia.